Dieminger.com/gorgojo -  Gorgojos y Cancer - una cura gratuita

Cadena del Gorgojo ®

www.dieminger.com/gorgojo/testimonios

Oberá, Misiones - Argentina

Actualizado 05/03/2003

Home > testimonios > Testimonios de diarios y revistas | Contactenos |

  Opciones

1

Volver a Testimonios

2

Volver a Indice



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Cadena del Gorgojo - Oberá - Misiones - Argentina


bullet_azul.gif (229 bytes) Testimonio de Ester M.

FLECH058.GIF (202 bytes) 2002 Ene/02
      Patología: Cáncer de Mamas

      Ref: td008

La "Cadena del Gorgojo" crece en Santiago del Estero. Numerosas personas que padecen diversos males y tuvieron notorias mejorías ya los distribuyeron en forma gratuita por toda la provincia.

    Estos insectos coleópteros de la especie Palembus dermestoides fueron introducidos a la Argentina por un misionense llamado Arnoldo Rösler, que se curó de un cancer de piel. Serían originarios de la China y sus beneficios medicinales aparentemente fueron descubiertos en Alemania, desde donde se enviaron al Paraguay.

    Rösler, comenzó a repartilos al resto del país y a toda latinoamérica para aliviar numerosas enfermedades como la diabetes, parkinson, asma, artritis, psoriasis, osteoporosis, vitiligo, según se afirma. Al parecer, laingesta progresiva de estos gorgojos - vivos - beneficia el sistema inmunlógico y aporta una cuota energizante a través de la vitamina B12. Pero al menos hasta el momento son suposiciones, porque todavía no hay estudios científicos concluyentes ( ver mas adelante ).

Este Tratamiento se caracteriza por un reparto gratuito y solidario de los insectos y por no suplantar la medicina convencional, como otras terapias alternativas.

La columna fué el primer medio provincial en revelar la utilización de este tratamiento en Santiago, con el testimonio de tres personas que corroboraron sus efectos Beneficos en casos de cáncer.

Ahora se sumó otra experiencia con nombre y apellido, la de Teófilo Sterling (82), quien sufría de uan afección prostática que le causaba constantes hemorragias. Sterling se animó a dar a conocer su caso "para difundir algo que ayuda a la comunidad".

 

Este hombre dedicó su vida al transpote de cargas y luego a la distribución mayorista de cal para la construcción en corralones de Santiago y Tucumán. Hace aproximadamente 15 años fue sometido a una cirugía en Tucumán y su mal pareció desaparecer. Volvió a la provincia considerandose sano y com el médico no le advirtió que debía continuar revisaciones periódicas, no regresó mas al consultorio. Pero al día siguiente del Día del Padre del año 2000 en sangrado retornó, esta vez con mayor virulencia. Comenzó a tratarse con médicos locales y le aplicaron sondas para un tratamiento conocido como "secado", luego fue a Buenos Aires, pero ni así logró detener las profusas hemorragias. Entonces su médico apeló a unos de los últimos recursos de la medicina tradicional : la irradiación. Se sometió a esa práctica de alta complejidad a diario durante más de un mes, pero la mejoría no llegaba.

    Entonces una de sus hijas se enteró del tratamiento con gorgojos y recibió los primeros insectos de manos de un conocido. También obtuvo información de una profesional de la salud local, que se los recomendó para su padre. Con ese puñado de coleópteros comenzaron a criar una colonia. Y los resultados no tardaron : "Con estos bichitos se me cortó la hemorragia", aseguró Sterling a LA COLUMNA.

    Hasta entonces vivía practiamente postrado en su departamento de 9 de julio 40. Sus familiares debían ayudarlo a caminar las pocas cuadras que lo separan de un centro de alta complejidad donde se irradiaba, porque había perdido estabilidad al caminar. Ade

Para no preocupar a su famila había contratado a un enfermero que lo cuidara durante las noches, especialemente para evitar que las sondas que tenía en su cuerpo se obstruyeran provocándole dolor. En, esa época perdió peso de manera vertiginosa. "Ya estaba cansado y entregado", reconoció.

    Pero la esperanza renació. Hace unos tres meses comenzó el tratamiento con los gorgojos. Para eso dejó de lado cualquier resistencia cultural a ingerir insectos, aunque confesó que al principio prefería no verlos y derectamente los tomaba ya encapsulados. "Estaba cansado y le dije a mi hija que me diera lo que fuera con tal de que me curara", memoró. Pero tuve que suspender la ingesta durante quince días por un repentino brote alérgico, aunque luego de varios estudios médicos se determinó que la causa del ataque no eran los gorgojos, sino una comida que lo intoxicó. Entonces retomó el tratamiento y por estos días superará los 70 díarios.

   Al décimo día la hemorragia se cortó. "No podía creerlo", admitió, y agregó que al ver la mejoría " empecé a tomarlos con mas entusiasmo". Los análisis confirmaron que su organizmo se había normalizado. Su médico se  sorprendió por el cambio: 'Me dijo, cúanto me alegro que lo hayan curado', pero de todos modos, me recomendó que siguiera con los medicamentos", recordó Sterling. Por eso sigue inyectandose una vacuna mensual y tomando un farmaco diario, que no obstante se le redujo a la mitad ( de cuatro a dos pastillas diarias ). En ese sentido, la familia de Sterling destacó la exelente atención de su médico de cabecera.

    Sterling pudo rehacer su vida normal y en la actualidad se encarga de hacer algunos mandados solo y hasta pasea por la Plaza Libertad. Incluso volvió a su diete normal. "Ayer comí un buen asado y estuve todo el día en la finca de mi hijo", contó con orgullo. También volvió a tomar un vaso de vino en los almuerzos, algo que tenía prohibido por prescripción médica. Asimismo recuperó peso hasta estabilizarse en los 73 kilos, que su médico considera adecuados para no esforzar su columna.

    "Yo pienso que lo que me curó son lo bichos. Si seguía sin que aparecieran esto bichitos no se si me curaba. Es una maravilla", concluyo Sterling.

más, padecía desgano, inapetencia, anemia y tenía problemas para ir al baño, por lo que varias veces fue internado. En forma periódica recibía transfuciones de sangre para compensar las constantes pérdidas. Precisamente una vez se desvaneció mientras esperaba su turno para una sesión de rayos.

OPINION MEDICA

    LA COLUMNA consultó con una médica santiagueña que cría gorgojos y los distribuye como un acto solidario aunque mantiene reservas sobre la validez curativa del tratamiento -que ahora se mantiene en un nivel empírico-, hasta no contar con un resplado científico.

    Esta profesional confirmó que el tratamiento se aplicó con éxito en varios casos, en uno de ellos a un colega que tenía un tumor cerebral. En otro, fueron enviados a España para una niña de apellido Gómez. No obstante, aclaró qu en la comunidad médica este método no goza de credibilidad por falta de resultados científicos concluyentes. "Para la ciencia uno más uno es dos", graficó, para significar que los milagros no se admiten en ese campo. A su criterio, el ser humano es sugestionable y aunque todavía se desconozcan las propiedades de estos insectos consideró que un gran porcentaje de su efectividad podría adjudicarse a al esperanza de los pacientes.

    Sin embargo informó que hay varias iniciativas para investigar los gorgojos. Una de ellas a cargo de un ingeniero de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE) que los usó para aliviar un cancer. Además, dijo que un colega suyo que no tenía ninguna enfermedad comenzó a ingerirlos para comprobar sus efectos. Por otro lado, agregó que en una universidad de Pamplona, España, se realizaría un estudio complejo sobre el tema.

    A proposito, esta revista encontró en internet algunos anuncios de investigación. Por caso, Rubén Dieminger indica que el Dr. Alex Saez Vega de la Aefit, Universidad de Medellin, Colombia, " realizará una investigación en laboratorio de los palembus dermestoides a nivel químico, para determinar las sustancias bioactívas en el organismo y verificar su acción en al cura de distintas enfermedades. todo el trabajo esta subencionado por AEFIT". Asimismo, Claudio C. Prieto también se abocaría a una tarea de similar en la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional del Litoral, de Santa Fe.

    Un estudio entomológico completo sobre los efectos de esta especie ( Ulomoides dermestoides ) en la producción agricola fue realizado por científicos Colombianos Rodrigo Vergara Ruiz, Carlos Escobar y Pedro Galeano Ovaya.

    Pese a la cautela que existe en los círculos médicos y a la ausencia de sustento científico, cada vez son más los santiagueños que comprueban en la práctica los efectos positivos de estos insecos que podrían revolucionar el campo de la medicina alternativa.

FLECH058.GIF (202 bytes) Fuente de datos

Los datos del Sr. Sterling han sido publicados en esta web con el permiso Eduardo Rafael Espeche, periodista de la Revista "La Columna"

  • Periodista: Eduardo Rafael Espeche
  • La columna, Santiago del Estero , 4 de Marzo 2002.
  • E-mail: rlcd@arnet.com.ar  
  • Site www.lacolumna-digital.com.ar
  • Director Aldo Cesar Corbalán
  • Urquiza 96, capital, Santiago del Estero (4200) - Argentina  tel/fax +54 (0385) 422-5285

 

Dieminger.com/gorgojo - Derechos legales

2001-2002-2003 All right reserved - Dieminger.com - Dieminger Rubén - Registro N° 22144O - Ley 11.723  Decreto N° 1307/98

© Todos los derechos reservados, Dieminger Ruben. Se brinda permiso para copiar libremente este documento en forma electrónica, o imprimirlo si la publicación es distribuida en forma gratuita, siempre y cuando se copie en su totalidad, sin modificaciones, y se incluyan los pertinentes datos del autor. En sistios web, ud solo puede realizar un vinculo, no puede copiarlo ni publicarlo. Cualquier otro uso requiere del permiso por escrito del autor, con firma certificada.